BlogCreatividadLiteratura

Palabras para Julia

palabras julia poema goytisolo reina roja paco ibañez

Hace unas semanas, buscando un poema con el que acompañar una de mis publicaciones de Instagram, di con unos versos de José Agustín Goytisolo, Palabras para Julia, dedicados a su hija.

En aquel momento buscaba un texto que hablase sobre la importancia de seguir caminando, de no rendirse. Inicialmente me gustó sin llegar a maravillarme como otros poemas que descubro, pero en este caso ocurrió algo muy extraño y novedoso: los versos se quedaron en mi cabeza y fueron cogiendo más y más fuerza, obligándome a abrir más los ojos, a apreciarlos más todavía y a encontrarles un sentido aún más hermoso.

Las palabras de José Agustín me tocaron e hice mío ese deseo de protección a veces mezclado con impotencia, ese sentimiento de “no sé si yo puedo hacer o decir algo que te reconforte; pero quiero, desesperadamente, que estés bien, que seas feliz”:

 

Palabras para Julia, J. A. Goytisolo

Tú no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable.

Hija mía es mejor vivir
con la alegría de los hombres
que llorar ante el muro ciego.

Te sentirás acorralada
te sentirás perdida o sola
tal vez querrás no haber nacido.

Yo sé muy bien que te dirán
que la vida no tiene objeto
que es un asunto desgraciado.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

La vida es bella, ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor.

Un hombre solo, una mujer
así tomados, de uno en uno
son como polvo, no son nada.

Pero yo cuando te hablo a ti
cuando te escribo estas palabras
pienso también en otra gente.

Tu destino está en los demás
tu futuro es tu propia vida
tu dignidad es la de todos.

Otros esperan que resistas
que les ayude tu alegría
tu canción entre sus canciones.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti
como ahora pienso.

Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.

La vida es bella, tú verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor, tendrás amigos.

Por lo demás no hay elección
y este mundo tal como es
será todo tu patrimonio.

Perdóname, no sé decirte
nada más
, pero tú comprende
que yo aún estoy en el camino.

Y siempre siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

 

Este deseo de protección impotente hacia su hija toma mayor relevancia si conocemos un poco la vida del autor, que vino marcada desde su infancia por un hecho realmente trágico: la muerte de su madre, Julia, cuando él tenía tan sólo diez años.

 

Los cuatro huérfanos

Aunque también estaba Marta, la hermana mayor, siempre se tiende a hablar exclusivamente de los tres hermanos varones porque los tres se dedicaron a la literatura: José Agustín Goytisolo, Juan Goytisolo y Luis Goytisolo.

Los cuatro hermanos tuvieron una infancia muy dura, en plena guerra civil perdieron a su madre Julia, que murió en un bombardeo franquista sobre la ciudad de Barcelona. Esto afectó mucho a José Agustín que tenía tan sólo 10 años y se dice que un marcado carácter depresivo le acompañó durante toda su vida. Como ya habéis visto, le puso a su hija el nombre de la madre perdida.

José Agustín murió en 1999 al caer desde una ventana de su apartamento cuando estaba solo en casa… La familia lo consideró un accidente, sin embargo, resulta inevitable que muchos mencionaran la palabra suicidio. De hecho, un escritor y crítico literario llegó a escribir lo siguiente: “Todo el mundo, menos su familia, sabe que terminó suicidándose al arrojarse a la calle por el balcón de su casa“.

Por eso sus versos me parecen aún más terribles. José Agustín le pedía a su hija ser fuerte y mantener la esperanza porque pese a todos los pesares, encontraría cómo disfrutar de la vida. Sin embargo, veinte años más tarde, era él quien perdía esas fuerzas y esas esperanzas, quien perdía todas las razones para vivir.

La de José Agustín Goytisolo es una historia triste.

 

Las palabras se convierten en música

Este poema “Palabras para Julia” se volvió aún más conocido porque su amigo el cantante Paco Ibáñez lo musicalizó hace cincuenta años. Evidentemente, no es algo que suene “actual”, era otra época y otro estilo. Aquí podéis comprobar cómo se oía:

Quizás algo antiguo, sí. Pero sólo tenéis que realizar una simple búsqueda en YouTube para descubrir que existen decenas de versiones distintas de canciones con este poema. En mi caso, mientras hacía esta pequeña investigación, apasionado completamente por este poema, encontré por casualidad otra versión, mucho más moderna, en clave de copla española, interpretada por un grupo llamado Reina Roja. Es una auténtica delicia.

¡Que lo disfrutéis!

¿Conocíais este poema o alguna de las canciones que se han hecho de él?

4 comentarios en “Palabras para Julia

  1. ¡Hola!

    No conocía a ningún hermano Goytisolo, me lo anoto para investigar sus obras. Es una historia bastante triste y de alguna manera se ve reflejada en el poema. Las versiones son preciosas sobretodo la versión del grupo Reina Roja.

    1. Yo conocía a su hermano Juan Goytisolo de antes (curiosamente, justo el mes pasado le han dedicado una plaza en Madrid), pero reconozco que no he leído nada de él. Rara vez investigo sobre la biografía de un autor, pero cuando lo hago descubro montones de cosas interesantes… y no siempre alegres, como en este caso.

    1. ¡Me alegro de que también te haya gustado! Yo sí había oído hablar del Goytisolo novelista (de hecho, tengo en casa “Campos de Níjar” sin leer), pero no de sus hermanos… Este poema ha sido toda una revelación de belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *