BlogEscritoresLiteratura

Un “fanboy” de la RAE

Es impresionante la cantidad de normas ortográficas que nos enseñan de pequeños para que, poquito a poco, seamos capaces de escribir correctamente… Y también es un poco absurdo, ¡sobre todo porque la mejor forma de aprender ortografía no es memorizar reglas sino leer y leer y leer! Pero, bueno, esa es otra guerra.

Se escribe -m- antes de -b- y -p-”, “Las palabras llanas se acentúan excepto si terminan en -n”, en –s o en vocal“, “Después del signo ? y del signo ! no se coloca punto”, “Se pone -rr- entre vocales”.

Cuando aprendes una de estas reglas, cuando ha quedado marcada a fuego en tu cabeza, o cuando simplemente has interiorizado la ortografía correcta, es muy difícil cambiar el chip y empezar a hacerlo de otra forma.

 

Erre que erre

Como yo sabía diferenciar perfectamente “solo” (cuando alguien está sin compañía, en soledad) y “sólo” (el adverbio para decir solamente, únicamente), poco o nada me importaban las novedades ortográficas de la RAE (Real Academia Española… de la Lengua) y seguía acentuándolo religiosamente.

Lo mismo pasaba con “este/éste” y “esta/ésta”:

    “Siempre compro este café”.
    “Siempre compro éste”.

Aquí el primero funciona como adjetivo demostrativo y el otro como pronombre… y como yo lo tengo clarísimo, cuando es pronombre lo acentúo, tal y como se ha hecho toda la vida. ¡Faltaría menos!

¿Y en el caso de “guión”? ¿¿Qué necesidad había de quitar esa tilde que siempre ha llevado??

somos osos panda redes sociales instagram

De hecho, si miráis mi novela o mis relatos, o incluso anteriores posts de mi blog, podréis confirmar mi “apego al estilo tradicional” (también llamado “cabezonería”) que os comento. Podríamos decir que yo era conservador en lo ortográfico, un poco rancio, un talibán.

¿Qué pasa? ¿Que ya no sirven para nada todas esas reglas aprendidas? ¿Hay que tachar de inútiles todos aquellos dictados de las clases de Lengua en Primaria?

Me negaba a pasar por el aro.

 

Mirando a la ortografía con el enfoque práctico de la ingeniería

En mi trabajo actual como ingeniero me baso especialmente en una norma de seguridad concreta que se actualiza cada tres años y, a veces, incluso hay pequeñas modificaciones cada año. De esta forma, sin que suponga un gran esfuerzo, me veo obligado a actualizar mi forma de trabajar: lo que era válido hace dos meses puede que hoy ya no lo sea.

Es decir, bajo ningún concepto podría aceptar que una compañía me diga “nosotros hacemos las cosas de esta manera porque en una versión anterior de la norma se permitía”… ¡NOOO! ¡Esa manera ya no es válida y punto!

teleñeco escenario tiran tomates

Pues bien, algo similar sucede con la RAE. ¿Recordáis cuándo dijeron que “solo” o “guion” no debían acentuarse? Fue en 2010. Parece que fue ayer, pero no: ¡¡hace casi 10 años!!

Ya hemos tenido tiempo de sobra para refunfuñar, para llevar la contraria y permanecer chapados a la antigua, y para mentalizarnos de que el cambio flotaba por encima de nuestros teclados. Quizá haya llegado el momento de actualizarse un poco.

 

Rendición

Hay que aceptarlo. Lo que hace 10 años era un forma correcta de escribir, hoy es un error ortográfico.

¿No os convence? ¿Estáis aferrados a vuestra forma tradicional de escribir y la defendéis a muerte? ¿Entonces por qué no habláis como hace unos siglos, diciendo “vuesas mercedes” y “aquestos yantares”? ¿O por qué no habláis en latín, directamente?

No digo que esto vaya a ser fácil, ser un auténtico RAE fanboy demanda mucho sacrificio, pero reconozco un cambio tan significativo en mi actitud que incluso he escrito este post sobre ello. Y a partir de ahora, cuando me pregunten por la RAE, simplemente diré:

“¿La RAE? A tope con esa gente.

Sobre todo, cuando uno ve cosas tan maravillosas como esta:

 

Y si esta “maldad” no os acaba de convencer, ¿habéis probado alguna de las aventuras ortográficas y léxicas que propone Enclave RAE en Twitter? (no necesitáis tener cuenta de Twitter, simplemente pinchad en el enlace y poned a prueba vuestro dominio de la lengua):

 

¡¡A tope con esta gente!!

2 comentarios en “Un “fanboy” de la RAE

  1. Hola Daniel:
    Yo soy fan de la RAE, la consulto siempre que tengo dudas y entro en su página para ver las nuevas normas gramaticales. Me costó quitarle la tilde al solo, sí, pero entendiendo que si la ponía estaba cometiendo un error ortográfico, me dediqué también a trasmitírselo a la gente “que nooooo, que ya solo no lleva tilde”. Me gusta escribir bien, me gusta la gramática, me gustan sus comas, sus signos de admiración o interrogación al principio y al final de la frase, sus bes y sus uvas, sus palabras esdrújulas…Y para mí no hay mayor placer que leer a alguien que escribe correctamente sin faltas de ortografía…¡Me fascina y lo admiro mucho!
    Espero que tengas un buen fin de semana,
    Susana

    1. ¡Hola, Susana! Vaya, entonces tú eres de esas pocas personas flexibles, capaces de actualizarse con las nuevas normas… ¡¡eso sí que es admirable!!
      Comparto contigo esa fascinación por la buena ortografía, creo que es una de las cosas que mejor habla de una persona, porque demuestra ser leído, cuidadoso y atento al detalle 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *