Relatos

Esa melodía que rompe el silencio

blog daniel fuertes relato musical cnco nuevo disco christopher richard joel erick brian zabdiel

Hacía tiempo que Sergio se había resignado a participar cada fin de semana en la limpieza del hogar familiar tras las continuas demandas de sus progenitores, a quienes, según su experiencia, era mejor no retar. Sergio había llegado finalmente a un punto de resignación tal que, por iniciativa propia, agarraba la escoba, se ponía sus auriculares inalámbricos, aislándose del mundo, y despachaba cuanto antes la tarea.

cnco nuevo disco bonita relato musical

Durante aquellas labores Sergio escuchaba cualquier género musical sin mayor problema, pues prácticamente toda la música comercial que sonaba en la radio era de su agrado. Entre tanta diversidad, recordaba perfectamente el momento en que escuchó por primera vez aquella canción concreta que le rompió todos los esquemas. Estaba fregando la cocina. Y no sonaba la radio, sino una lista aleatoria de recomendaciones de una aplicación para escuchar música online.

Yo sólo la miré y me gustó, me pegué y la invité: ¡bailemos!

Sonaba el único tipo de música que nunca le había gustado especialmente, que aunque llegaba a los números uno de todas las listas tenía mala prensa, esos ritmos latinos callejeros con letras a menudo obscenas que automáticamente se catalogaban como mala música. Sin embargo…

Muévete, muévete, báilalo, báilalo. La noche está para un reggaetón lento, de esos que no se bailan hace tiempo.

…sin embargo, aquella canción, aquella paradoja de reggaetón lento que ni era estrictamente reggaetón ni mucho menos lento, le provocaba algo visceral: le hacía querer mover las caderas; hasta el punto de provocarle algo más racional: le hacía querer saber cómo mover bien las caderas.

cnco nuevo disco mi medicina relato musical

La letra era sencilla pero no simple. Varias voces latinas, prácticamente adolescentes, con distintos acentos y colores, la enarbolaban. Y no pudo sino coger el teléfono móvil en ese mismo momento para comprobar cómo se llamaba aquel tema e investigar quiénes eran aquellos cinco muchachos que le ponían voz.

¿Que quiénes somos? ¡CNCO!

Sería tiempo después, poco a poco, que fue conociendo y aprendiendo sus nombres: Christopher de Ecuador, Richard de República Dominicana, Zabdiel de Puerto Rico, Erick Brian de Cuba y Joel de México. Descubrió cómo había surgido el grupo, artificialmente, y quién era su famoso padrino.

cnco nuevo disco mamita relato musical

Sí, puede que en el fondo no fuesen más que un invento comercial, un producto para hacer caja con las quinceañeras cándidas de toda España y Latinoamérica… Pero el invento funcionaba y, de una forma arrolladora, controlaba su sistema nervioso cada vez que le daba al play.

I know you like it when I take you to the club, I know you like this reggaetón lento.

Sergio nunca reconocería ante sus amigos que, sin pretenderlo, se había aprendido todas las canciones del grupo, ni que cantaba sus dulces baladas en la privacidad de la ducha, ni que esperaba ansioso un nuevo disco. Simplemente, para el mundo, él tampoco escuchaba este tipo de música. Claro que no.

Pero, desde entonces, ha empezado a agarrar la escoba con un inusitado entusiasmo los fines de semana. Se pone sus auriculares inalámbricos, aislándose del mundo, y sus progenitores le ven barrer obsesivamente toda la casa, una y otra vez. Bailando con pasión un ritmo que sólo él conoce, susurrando una melodía que rompe el silencio.

cnco nuevo disco fiesta en mi casa relato musical

 

“Esa melodía que rompe el silencio”
un relato de Daniel Fuertes
Protegido con Safe Creative

Código de registro: 1804056460356

2 comentarios en “Esa melodía que rompe el silencio

  1. ¡Hola!
    Hace poco por casualidad escuché una canción que me encantaba hace muchos años, en mi época de adolescente y me sentí como Sergio. Actualmente no lo reconocería ante nadie aunque alguna vez los escuche por casa jaja
    No he podido evitar buscar la canción de la que nos hablas y es verdad que es pegadiza 😉
    ¡Un abrazo!

    1. Jajaja, creo que todos somos un poco Sergio en algún aspecto de la vida, con algún gusto o afición muy particular que a los demás puede parecerles ridículo. Pero por eso yo estoy “saliendo del armario” y lo admito sin miedo: me gusta el reggaetón 😉 jaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *