Vida

La brújula y el mapa: guía para no extraviar[me|se] en 2018

La brújula y el mapa: guía para no extraviarme en 2018 - Daniel Fuertes Blog

Como bien sabes, comienza un nuevo año… Claro, salvo que tu cultura se rija por el calendario chino, o por el calendario hebreo, o por el calendario hindú, o por el calendario musulmán, o por… En fin, digamos que si estás leyendo esto, probablemente los días de tu vida sigan el calendario gregoriano y estés, como yo, estrenando un flamante año nuevo.

 

leonardo di caprio celebracion metas año nuevo¡Feliz 2018!

 

La brújula

Personalmente, nunca he sido de esos que viven la vida pasando el rato, con cierta indiferencia, ocupando su tiempo con el primer entretenimiento que se les pone delante, sin ningún sueño o aspiración reseñable que motive alguno de sus actos. No, no, no. Yo quiero hacer miles de cosas, conseguir otras tantas, aprender esto y lo otro.

Por eso, si eres de los míos, es inevitable ver el cambio de año como un reinicio, como una página en blanco en la que escribir un nuevo capítulo, donde se nos invita a hacer una nueva lista de propósitos que, de cumplirse, nos acercarán a esa persona que aspiramos a ser. Creo que es sano y hasta conveniente tener una lista clara de metas motivadoras y realistas que nos guíen en la dirección correcta para evolucionar personal o profesionalmente.

Hay una cita que me encanta, cuya autoría no he podido aclarar nunca (indistintamente encuentro atribuciones al magnífico Bertrand Russell y a Antoine de Saint-Exupery), que dice:

 

“El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe a donde va”

 

Saber a dónde queremos ir es vital, pero es como si sólo tuviéramos una brújula: gracias a ella interpretamos en qué dirección debemos caminar. Sin embargo, la realidad que nos rodea rara vez nos ofrece un camino recto y despejado que siga esa dirección. Para solventar este problema y evitar ir dando tumbos, nos faltaría un mapa: una guía donde estudiar las alternativas para llegar de A a B, etapa a etapa, para elegir los caminos que más nos convienen.

Pues bien, las metas o propósitos anuales serían este mapa.

 

mapa dora exploradora
Mi mapa

Siempre tengo en mente muchos propósitos, que serían factibles si tuviera más tiempo para mí, como escribir más, tocar la guitarra un rato todas las semanas, ser más estricto en el gimnasio, etc.

Pero, claro, supongo que en el momento en que soy consciente de que mi tiempo es insuficiente, estos propósitos ya no serían realistas, ¿no?

Así que intentando mantener los pies en la tierra y no pasarme de ambicioso, estos son los pasos que me he marcado para la etapa denominada “2018”:

 

1) Escribir 500 palabras al día (de lo que sea).

Con la esperanza de acabar creando el hábito y la constancia que he perdido. Si soy capaz de cumplirlo en los primeros meses, no descarto aumentarlo un poco. Sería lo ideal si quiero tener una nueva novela antes de 2099.

rana gustavo escribiendo maquna escritor

2) Mantener activo el blog

Uno de mis principales miedos a la hora de ponerlo en marcha y que va en directa relación con el punto anterior. Supone encontrar unos 25 temas (un par de ellos al mes) y desarrollarlos.

Ahora mismo mi prioridad es mantener la escritura y la imaginación activas, así que no me exijo nada a nivel de visitas o suscriptores. Ser capaz de desarrollar tantos temas ya me parece suficiente reto.

Creo, además, que si sigo escribiendo regularmente en el blog, éste irá cogiendo forma de manera natural.

gato leyendo novela

3) Instagram

Una cosa que me gusta mucho de 2017 es haber arrancado mi cuenta de Instagram y llevarla por unos derroteros que me gustan. No me considero para nada bookstagrammer, de hecho, reconozco que muchas de mis fotos son mediocres comparadas con las imágenes increíbles que hay por ahí, pero me gusta compartir ciertas cosas, haber construido esta especie de “foto-blog” y haber visto crecer la cuenta, teniendo feedback de gente muy interesante.

¡Así que… a mantener esta dinámica!

gatito besa camara fotos video

4) Lectura

Para 2017 me había propuesto leer 20 libros, es decir, 1-2 libros al mes, y lo he cumplido. Puede parecer una cifra baja (sólo en mi lista To Read de Goodreads tengo anotados 50 pendientes), pero considerando mi tiempo disponible, sobre todo, la experiencia de este año, repetiré este propósito factible en 2018.

gato lector lee mira reojo

Estos son mi propósitos en mi faceta cultureta, que es la que más me interesa trabajar con constancia, pero como decía al principio, ¡hay mil cosas que querría hacer!

 

Otros mapas, otros caminos

5) Constancia en el gimnasio

Me encanta machacarme en el gimnasio, sudar la toalla y terminar con los músculos tan doloridos que no pueda ni levantar los brazos para quitarme la camiseta. Pero, aunque voy regularmente —en eso no fallo—, no soy constante con los ejercicios que realizo. A menudo interrumpo mi sesión si se me hace tarde o dejo de hacer algo si la máquina que me toca está ocupada.

Este 2018 toca cambiar la rutina de ejercicios e intentar ser más estricto con ella.

gatos gatitos gimnasio cats gym

6) Un “gran viaje”

Después de la experiencia increíble en Tailandia, sin lugar a dudas una de las mejores cosas del extinto 2017, me gustaría poder hacer un nuevo “gran viaje” en 2018.

¿Quizás Argentina?

globo terraqueo mapa tierra viaje

7) Inmersión de submarinismo

Descubrí el buceo en 2016 y me fascinó la experiencia. Si bien vivir en Madrid, lejos del mar, dificulta su práctica regular, en 2017 he aprovechado mis viajes para seguir sumando inmersiones a mi bitácora, tanto en Tenerife como en Tailandia.

En 2018 quiero realizar al menos una nueva inmersión. Muy fácil, ¿no?

skuba diving shark tiburon buceo

Y vosotros, ¿soléis hacer propósitos para cada nuevo año? ¿Conseguís cumplirlos? ¿O pensáis que esto de los buenos propósitos navideños están condenados al fracaso? ¡Contadme si el cambio de año reaviva en vosotros algún tipo de motivación!

 

3 comentarios en “La brújula y el mapa: guía para no extraviar[me|se] en 2018

  1. ¡Hola! Si, yo también al empezar el año lo hago con propósitos nuevos. Uno de ellos es seguir el ritmo que estoy llevando en el blog pero además de publicar reseñas sobre los libros que leo, mostrar algo de lo que a veces cuando viene la inspiración escribo. (Me da un poco de vergüenza… ) respecto a las lecturas me propuse leer en este año 40 libros pero es un número simbólico si no llego por hacer otras cosas no pasa nada, hay que disfrutar hagas lo que hagas. Y lo más importante para mí tener más tiempo para pasarlo con mi familia, sobretodo con mi padre.
    Espero ver otra novela tuya antes del 2099 como decías 😁 “La flor más oscura” esta en mis propósitos lectores de este año.
    Un abrazo.

    1. ¡Hola Bea! Mucha suerte con esos propósitos entonces, además que parecen factibles, que es lo esencial. Y muchas gracias por hacerme un huequito en ellos ^__^
      También espero que superes esa vergüencita y nos dejes leer lo que escribes 😀 y sobre todo espero que saques todo el tiempo que deseas para estar con los tuyos, que estas vidas modernas a veces nos devoran y no damos abasto ni para lo más básico que es estar con quien queremos 🙂
      Un fuerte abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *